mié. Dic 12th, 2018

Carta Abierta al Excelentísimo Estado Venezolano de una Mujer Transgénero

Me he tomado el atrevimiento al dirigirme ante Usted a través de este medio porque considero oportuno y necesario hacer de su conocimiento sobre la lucha de la comunidad sexodiversa que se ha emprendido desde hace muchos años en Venezuela en pro de su reconocimiento y la protección de sus derechos. Esta lucha ha producido sus frutos, pero no así la conformación de un marco jurídico especial para la protección de nuestra comunidad, en especial de las personas transgéneras en Venezuela.

Apegados y apegadas a la Carta Magna, la comunidad transgénera y  sexodiversa, se realizó el  9 de abril de 2017, una Acción Innominada de Naturaleza Constitucional ante el Honorable Tribunal Supremo de Justicia, específicamente en la Sala Constitucional, para solicitar el reconocimiento de la Identidad de Género de las personas transgéneras, bajos los principios fundamentales  y derechos que la constitución establece en sus artículos 20: al libre desenvolvimiento a la personalidad; el artículo 60: derecho a la protección, el honor, la vida privada, a la imagen, confidencialidad y reputación; el artículo 23: los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos suscritos y ratificados por el mismo Estado Venezolano y por último, pero no menos importante, el art 146 de Ley Orgánica del Registro Civil que contempla diversos supuestos de hechos para el cambio de nombre.

Esta acción fue admitida ante la Sala Constitucional y se le fue designado a la Magistrada Carmen Zuleta de Merchán, quien en primera sentencia identificada con el número 399, se solicitó un conjunto de requisitos a los accionantes para dar curso a una futura decisión respecto al petitorio que habíamos realizado, pero luego en otra sentencia, numero 593 de fecha 11 de agosto de 2017 la Magistrada ordena nuevas actuaciones, entre ellas una Audiencia Oral y Publica para realizar el control de la prueba presentada por los accionantes, que fue resumida en el análisis de unas expertas psicólogas. Esta Audiencia fue fijada y felizmente realizada el 16 de noviembre de 2017.

En el desarrollo de la audiencia no hubo modo posible de desvirtuar la solicitud que hicimos a la Sala Constitucional, las expertas Psicólogas que intervinieron en la audiencia para ampliar el conocimiento de los magistrados respecto a la identidad de las personas transgéneras  fue contundente e irrefutable. “dado lo complejo del tema y la necesidad de analizar el caso, esta Sala decide postergar la decisión para los próximos días” fueron las últimas palabras  dada por el Presidente de la sala Juan José Mendoza Jover.

Con el paso de los días, ya un poco más de siete meses, aquella enunciación de “postergar la sentencia para los próximos días”, se ha convertido, en este momento, en para los próximos meses o incluso para los próximos años… ¿Cuándo seremos las personas transgéneras dignas de obtener un pronunciamiento favorable a favor del reconocimiento de nuestra Identidad de  Género? Porque a pesar de ser una población minoritaria, el Estado de Derecho y de Justicia promulgado en su Constitución nos abarca a todos por igual. Y es precisamente lo que estamos exigiendo, reconocimiento de nuestros derechos y efectiva justicia, garantía de la protección de un derecho humano fundamental: reconocimiento de nuestra Identidad de Género.

Es así, Excelentísimo Estado Venezolano, que en manos de uno de sus principales Órganos, como es la Honorable Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, está la responsabilidad histórica de reivindicar los derechos negados social y legalmente  de una comunidad que históricamente  ha sido excluida, segregada y rechazada por decidir ser diferentes, que ha sido marginada en todos los ámbitos: laboral, escolar, familiar, legal, una comunidad estigmatizada y oprimida socialmente.

Creo que es hora de engalanarse con una decisión de altura respecto a nuestra solicitud, decisión que no es sólo por quienes hemos acudido al Órgano Jurisdiccional a solicitar el reconocimiento de una identidad coherente y congruente con nuestro ser, sino por las cientos de personas de la comunidad trans en este país, que se encuentran desprovistos de este derecho y  por las futuras generaciones. No se puede tapar el sol con un dedo, la personas transgéneras somos, estamos y exisistimos y esa realidad hay que abordarla legalmente.

POST DATA: no encontré otro medio para comunicarle mi sentir, sino a través de las letras…

Se despide, con agradecimiento una ciudadana y venezolana transgénera.

Richelle Briceño

Abogada trans

 

Distrito Capital

 

 

Deja un comentario