sáb. May 25th, 2019

DECOLONIZACIÓN: UNA FORMA PARA DERROCAR LA HETEROSEXUALIDAD OBLIGATORIA

Si antes de la llegada de los colonizadores existían civilizaciones con algunas costumbres de corte patriarcal por ejemplo el establecimiento de estructuras de claras diferencias entre lo masculino y lo femenino o demostrar la masculinidad del hombre a través de extenuantes y dolorosos sacrificios o pruebas; este sistema se asentó con mucha más fuerza al empezar ese triste proceso de reestructuración del sistema social y político ya existente en nuestros pueblos, es decir la colonización.

Se ha determinado a partir de numerosas investigaciones que si en el Abya Yala (nombre originario de nuestro continente) también existían otros grupos donde las prácticas homoeróticas formaban parte de la cultura ancestral y que incluso se reconocían más de dos géneros el cual no era visto con rechazo sino con cierto respeto y admiración, de hecho no se manejaban categorías que apremiasen desigualdad entre cualquiera de los géneros. Se afirma que algunos pueblos indígenas como los Warao de Venezuela, los Cuna de Panamá, los Javaés de Brasil, el mundo Inca precolombino, entre otros ejecutaban prácticas transgenéricas, casamientos entre personas del mismo sexo y otras formas de expresión de género bloqueadas por el pensamiento colonial.

Con la colonización se establecieron las jerarquías de género, quedando las mujeres subordinadas a la idea de “mujer” y de “femenino” que se tenía en occidente; siendo dicha subordinación según Mogrovejo “el precio que los hombres colonizados trazaron para conservar cierto control sobre sus sociedades. Esta es la transacción de los hombres colonizados con los colonizadores…” de igual forma lo hicieron a través de la imposición de la heterosexualidad obligatoria, lo que conocemos como heteronorma. Se dice que la heterosexualidad como una norma, por lo tanto obligatoria, la impuso el colonizador para instaurar esos cambios necesarios que en consecuencia permitieran la constitución y perpetuación del sistema capitalista y el patriarcal.

Durante la colonia los colonizados que no cumplían con la norma, eran perseguidos por medio del suplicio de arrepentimiento terminando devorados por perros hambrientos como castigo que se le imponía a los homosexuales, lesbianas y mujeres que se resistían a la violación y en esto; sin duda alguna, tenía mucho que ver la religión, donde sus representantes denunciaban con horror las relaciones homosexuales y lésbicas, tildándoles de sodomitas, inmorales y pecadores.

¿Se parecerá esto a las conductas, opiniones y estrategias utilizadas hoy dia por muchos sectores religiosos y sociales para promover la homofobia,la heterosexualidad obligatoria y la misoginia? Esta interrogante nos hace reflexionar con respecto a lo tan colonizado que está el pensamiento de las mentes de nuestro continente, en especial de nuestro país y cómo hoy en día se sigue repitiendo con injusta determinación esa persecución y acoso en contra de la sexodiversidad que en antaño promovieron los colonizadores. Propongo como única salida posible la decolonización irreductible de nuestras practicas, costumbres y sobre todo de nuestro pensamiento.

Lectura recomendada: Epistemología del sur. Visiones sobre los orígenes de la violencia Patriarcal y la heterosexualidad obligatoria. Una discusión desde el Abya Yala. Norma Mogrovejo.

Valencia – Carabobo

Deja un comentario