mar. Jun 18th, 2019

Marcela y Elisa, la pareja lesbiana que engañó a la Iglesia católica y se casó en el siglo XX

Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez se casaron por la iglesia el 8 de junio de 1901. El párroco del municipio español de Dumbría, en la ciudad de A Coruña, ofició la unión de la pareja, la cual es conocida como la primera boda entre lesbianas realizada en siglo XX en España.

Para lograr casarse bajo el reconocimiento de la institución religiosa y engañar al párroco, Elisa se hizo pasar por hombre y usó el nombre de Mario Sánchez. Luego de su unión con Marcela, sus vecinos comenzaron a pasar de voz en voz que en el pueblo hubo un “matrimonio sin hombre”.

Tras la popularización del caso, la prensa cubrió su historia y las desacreditó. Uno de los titulares más conocidos fue: “Novios de contrabando”.

Ante los rumores, la pareja huyó del pueblo; sin embargo, fueron detenidas el 16 de agosto en Oporto, donde pasaron 13 días en prisión. Luego de que la ciudadanía presionara a las autoridades, quedaron libres.

Para 1902 zarparon a Buenos Aires, Argentina.

En el país del Cono Sur ambas trabajaron como empleadas del hogar, pero su rutina laboral no les permitía verse con frecuencia. Para resolverlo, Elisa se casó con un hombre mayor al que le quedaba poco tiempo de vida con el propósito de no trabajar, enviudar y así volver a ver a su amada Marcela; no obstante, el hombre se enteró del plan de Elisa y decidió denunciarla.

Elisa y Marcela escaparon, pero en esta ocasión la prensa no mostró interés en la historia. Hoy se desconoce si pasaron la vida huyendo o si pudieron ser felices.

La historia se conoce gracias a un estudio detallado que hizo Narciso de Gabriel, catedrático de la Universidad de A Coruña, durante 15 años. El documento se titula: “Elisa y Marcela. Más allá de los hombres”, el cual ha servido como base para la nueva película de Isabel Coixet, directora de cine de origen catalán.

La película inspirada en la historia de Marcela y Elisa será interpretada por las actrices Natalia de Molina y María Valverde y producida por Rodar y Rodar, una compañía de cine ubicada en Barcelona, y Netflix.

“Me interesa mucho esa historia de amor porque estuvieron juntas mucho tiempo, viviendo un montón de vicisitudes”, comentó la directora al diario El País.

En España, la Ley Zapatero de 2005 ha permitido que más de 2 mil mujeres lesbianas vivan en unión matrimonial con su pareja.

Ni la Iglesia ni el Registro Civil anularon el matrimonio de Marcela y Elisa en aquellos primeros años del siglo veinte.

Con información de El País. Imagen tomada de Verne.

F/DesastreMX

Deja un comentario