mar. Jun 18th, 2019

Pequeños relatos de Leonel Giacometto

Decile que estás arrepentido, decile que no es ni tan fácil ni tan desquiciado quedarse así, no como renunciando sino como sin lapsos concretos encontrarse bajo una especie de protección, decile, que tambaleante tu espíritu no supo brindarte ningún tipo de apoyo, y que todo lo que sucedió cuando olvidaste que lo irreparable no es irse sino quedarse tanto, decile, que fue una especie de nebulosa que se te formó por entonces y por entre el entender de las cosas, decile, y la percepción de que amado ya no serías más como cuando, decile, él se confiaba en vos como vos en él y como todos deberíamos confiarnos más a la memoria y no de la memoria que, decile, no hace otra cosa más que no ser amable con el entorno que alguna vez, decile, efímeras permanencias sobaban de lo tuyo y lo suyo, decile, haciéndose esto una difusa pero cierta prepotencia del horizonte como el presente, decile, que estás arrepentido de no haberlo sabido antes todo esto, decile, y que por favor te devuelva los diez tomos de La comedia humana, de Balzac, que son míos.

Mas historias en: http://putosbreves.tumblr.com/

Deja un comentario