jue. Ene 24th, 2019

Pequeños relatos de Leonel Giacometto

Soy el que habita al puto que escribe esto bajo el régimen del dictado y no de la transferencia que se adquiere cuando cualquiera accede, del modo que fuese, al estado Theta. Engorroso desacierto el que se destina un alivio y apela –contento- a la recaptación de las aplicaciones básicas. “Todos tienen un límite”, le digo siempre al que escribe, “nosotros encontraremos el tuyo”. Somos cuatro, lo recuerdo, pero soy yo el único de los cuatro que habitando al escriba se parece más a un ventiladorcito, a un aparato que se expande pero que escoge todas las imparcialidades del habitado, todos sus drenajes linfáticos, todas las comparaciones de su pija y la de otros, todo lo que rodea a la confusión. Soy el que evita todo eso, también, y el que lo hace cuando el resto vaga. Juntos, los cuatro, somos contrarios.

Mas historias en: http://putosbreves.tumblr.com/

Deja un comentario