vie. Dic 14th, 2018

Por un beso, terminó ahogado y quien lo empujó no enfrentará juicio

Mark Daniel Lewis y Kenne McFadden, una mujer transgénero, se besaban de manera consensuada cuando ella le “agarró las nalgas” a él. Fue una decisión muy desatinada que la condujo a la muerte.

Lewis la apartó empujándola y McFadden, quien había ingerido licor, cayó en el río San Antonio y se ahogó. Su cuerpo fue hallado en abril del 2017 completamente vestido sin signos de trauma, dijo el Departamento de Policía de San Antonio, en Texas.

Durante un interrogatorio, Lewis presuntamente admitió haber compartido un beso consensuado con McFadden, pero lo apartó cuando McFadden le “agarró sus nalgas”, causando que se cayera al río.

“No quise empujarlo al río. Tenía la intención de alejarlo”, dijo Lewis en el interrogatorio que está grabado.

Un gran jurado acusó de homicidio a Lewis el año pasado por la muerte de KeMcFadden, quien era un hombre afroamericano de 26 años.

En una audiencia para revocar la libertad condicional de Lewis por no registrarse como delincuente sexual, los fiscales dijeron que sus acciones de no fueron razonables debido al “beso consensuado” y que no debió usar la fuerza para expresar su oposición, informaron medios locales.

A su vez, el abogado de Lewis argumentó que su cliente estaba tratando de defenderse y que sus acciones eran “razonables dadas las circunstancias”.

El juez estatal Joey Contreras dictaminó en esa audiencia las acciones de Lewis no constituyeron una conducta delictiva.

Contreras dijo que “una tragedia terrible” había ocurrido cuando McFadden se ahogó, pero Lewis la empujó al río y no llegó al nivel de conducta criminal y por lo tanto no violó los términos de su libertad condicional.

Lewis no puede ser juzgado nuevamente en un tribunal por el mismo caso.

Organizaciones defensoras de los derechos de las personas transgéneros planean realizar la protesta “Justicia para Kenne” este martes 13 de marzo en San Antonio.

En la convocatoria publicada en Facebook se destaca que “las mujeres transgénero y las mujeres trans negras están siendo asesinadas a un ritmo alarmante. Cuando esto sucede en nuestra ciudad, esperamos que se haga justicia. ¡Exigimos justicia para Kenne! Nos negamos a irnos y aparecerán para hacer que nuestras voces sean escuchadas”.

F/elnuevoherald.com

Deja un comentario