lun. Abr 22nd, 2019

Semen de Marrakech‎

Una luz cálida y suave baña las sinuosas callejuelas del barrio árabe en el que Pierre vive expatriado desde hace tiempo. Es un prisionero de la sensualidad de la ciudad de Fez, donde llegó procedente de su París natal, en busca de una casta de machos casi extinguidos, con olor a sudor, que aún practican sexo salvaje en rituales que te transportan al paraíso del placer…
 
Su adicción a la belleza le ha llevado a quedar completamente hechizado por el atractivo irresistible de Ahmed. Un joven nativo de piel aceitunada y porte enigmático, distinguido, con rasgos semitas (Su fetiche son los hombres con la nariz grande), con un fornido cuerpo que transpira virilidad por todos sus poros. Ambos comparten su fogosa historia de amor y sexo en un caserón del barrio antiguo de Fez. Con un gran comedor lleno de grandes cojines esparcidos por el suelo, en el que suelen hacer sus “fiestas sexuales” con otros jóvenes de Fez, dispuestos a compartir la cultura dionisiaca, viviendo una vida hedonista y disfrutando sexualmente sin límites de sus juegos obscenos.

Pierre está de rodillas ante Ahmed, que  entre bocanadas de humo de marihuana, le mira con esa mirada penetrante de ojos negros cómo el carbón. Con la autoridad de un joven macho en celo, le mete su largo y grueso rabo circuncidado en la glotona boca de Pierre, que con ansia engulle sumisamente todo su falo, hasta casi ahogarse… Ahmed sin piedad, sodomiza la boca de Pierre con la fuerza de un depredador sexual.

Los tres machos jóvenes que están con ellos, se han puesto de pie alrededor de Pierre, empiezan a masturbarse sus erectas y duras vergas, que rezuman virilidad y un intenso olor a pollas de sementales… Pierre intenta devorar ésas pollas una a una…. de dos en dos… Los cuatro siguen masturbándose ante la cara de Pierre, que sólo desea abandonar todo su ser, al capricho de las pollas de ésos machos… Al poco, Ahmed empieza a jadear y, con un grito: -! AAAHHH!- suelta su chorro de semen en la boca abierta de Pierre, que traga golosamente la leche de su hombre… Casi al unísono, se entrecruzan en el aire los fuertes jadeos de los otros tres jóvenes, que  también sueltan potentes chorros de semen en la cara de Pierre, boca…ojos…
Pierre se limpia con la mano las lechadas de los cuatro jóvenes, y  se chupa los dedos para no desperdiciar la leche de esos hombres… Ahmed le da un bofetón en la cara y, lo pone a cuatro patas… Pierre se excita enormemente. Todo el mundo se muere por ser sodomizado por Ahmed y él más que nadie. El sexo con Ahmed es cómo un imán misterioso que le retiene en su campo de fuerza erótica.
Ahmed ensaliva bien el ano de Pierre y, sin más, hunde su largo y duro rabo hasta las entrañas de Pierre, el cual da un grito de dolor, aunque al poco, empieza a jadear de placer por el ardor salvaje con que se lo folla su macho ansioso de sodomizar su lujurioso culo, grande de curvas voluptuosas… A su lado, los otros tres chicos también se follan entre ellos con fogosidad.
Ahmed nota cómo sus piernas velludas y musculadas, empiezan a temblar… su polla está tan tremendamente endurecida, que le duele… de pronto, aúlla cómo un animal y, empieza a soltar chorros de caliente semen en las entrañas de Pierre… a su lado, los tres amigos siguen sodomizándose y mamándose las pollas, entre jadeos de inmenso placer.


Jaume Serra i Viaplana
 
Fotografía: Andrés Mauri
Modelo: Jaume Serra
Jaume Serra Viaplana. Escritor y modelo. Activista Pro-derechos Gay. Sólo + 18 años. Relatos eróticos para adultos.
 
Si quieres ver más relatos accede a:

Deja un comentario